Las enfermedades bucales y dentales en los niños son comunes y se recomienda una visita a temprana edad al odontólogo para su debido tratamiento, pero una visita al ortodoncista se recomienda a partir de los 5 años. Los huesos de cabeza y cuello están en crecimiento y se puede intervenir para aumentar o disminuir el desarrollo de uno o de ambos maxilares. También se debe tener en cuenta el momento en que los dientes de leche empiezan a caer y ser sustituidos por los dientes finales.

Antes y después de los dientes de leche

La caída de los dientes de leche marca un antes y un después en la dentadura de los niños, y también permite ver el estado de los huesos maxilares para determinar si es necesario iniciar con un tratamiento correctivo y así evitar intervenciones mayores.  

En este periodo se recomienda un tratamiento de ortodoncia interceptiva que consisten en aparatos removibles que los niños pueden portar para realizar correcciones a temprana edad. Estos aparatos se recomiendan ser usado en la noche y algunas horas del día.

Una vez se complete la erupción de los dientes definitivos, se pueden usar métodos de ortodoncia fija o brackets que se cementarán a los dientes y no se mueven.

Brackets metálicos

A esta edad los recomendados son los Brackets metálicos, ya que son un sistema eficaz y a la vez económico. Estos pueden no ser los más estéticos, pero se destacan por su facilidad de higiene y para los niños se utilizan gomas de colores que se pueden intercambiar cada mes brindando así una amplia gama de combinaciones que suelen ser de gran atractivo para los más pequeños, permitiendo a los niños asociar la ortodoncia con algo divertido.

Además de ser un sistema de ortodoncia fijo, previene que los niños pierdan los aparatos o los dejen olvidados en cualquier lugar.

 Gracias a los avances en la ortodoncia, el proceso para colocar los brackets en los niños es más siempre siendo así una experiencia mucho más cómoda y rápida para ellos.

Higiene dental después de los brackets

Si bien la ortodoncia no daña los dientes, una mala higiene bucodental si pueden hacerlo. Es por eso por lo que se recomienda a los padres educar a los hijos sobre la importancia de tener una buena higiene dental y evitar así enfermedades mayores como una caries.

Recuerden que un cepillado después de cada comida es esencial y las visitas al odontólogo para su control.

Etiquetado en : Ortodoncia