El hecho de que un brackets se suelte y/o se caiga significa un problema para el tratamiento de ortodoncia.

Si este no se mantiene de la forma correcta, no avanza y por lo tanto los resultados no serán los esperados. Es por eso que se recomienda visitar rápidamente al ortodoncista para que pueda recolocar los brackets correctamente y así continuar con el tratamiento.

Además, cuando los brackets se desprenden se sueltan alambres que pueden ocasionar heridas e irritaciones en el lado interno de las mejillas y las encías. Esto resultara muy molesto para comer y hablar, además de doloroso por las lesiones provocadas.

Una de las complicaciones que puede darse y que, de hecho, suele suceder con relativa frecuencia, es que se despegue alguno o varios de los brackets de los dientes. Esto en principio no debería suceder, siempre y cuando se tenga la precaución de evitar corte y tracción de alimentos duros y/o pegajosos durante la masticación.

Otra de las causas más comunes que hace que se despegue un bracket es debido a una mala mordida. Esto quiere decir que, si un diente choca directamente con el bracket a la hora de morder y masticar, a largo plazo este se irá viendo afectado y puede acabar por despegarse.

Adicional a estas causas, la técnica del ortodoncista también puede influir. Las técnicas de adhesión requieren que los dientes estén limpios, aislados y secos. Aunque hay algunos cementos (como el ionómero de vidrio) y algunos sistemas de acondicionamiento que son más inmunes a la contaminación por agua y saliva, estas técnicas producen enlaces que son clínicamente más débiles que el grabado y el sellado convencionales.

Estética dental

Recuerda que tu primera cita es gratis.

El nombre debe tener solo letras y espacios y contar entre 5 y 30 caracteres
El número de teléfono celular debe tener 10 dígitos y si es fijo debe tener 7 dígitos
Correo electrónico válido, no obligatorio
Etiquetas