El diastema es un espacio o hueco entre dos dientes. Aparece con mayor frecuencia entre los dos incisivos centrales superiores. Sin embargo, los huecos pueden aparecer entre otros dientes. Más allá de si supone o no un problema estético, lo cierto es que tener los dientes separados puede dar lugar a problemas posteriores o puede ser debido a una patología dental, que se puede prevenir aplicando el tratamiento apropiado.

Este rasgo tan característico de los niños de corta edad tiende a corregirse con el paso del tiempo, normalmente cuando cambian sus dientes de leche por la dentición definitiva, pues las piezas dentales permanentes son más grandes que los temporales. Sin embargo, y aunque no es lo más habitual, algunas personas mantienen los diastemas al llegar a la edad adulta. Cuando esto sucede, la separación entre dientes ya no se corrige de forma natural, sino que habría que recurrir a un ortodontista.

Los diastemas se han convertido en los últimos años en una tendencia. Y es que, la apariencia dulce y aniñada que aporta a la sonrisa ha hecho que algunos famosos y celebrities lo hayan convertido en su seña de identidad.

Causas

Esta separación puede ser producto por discrepancias entre las piezas dentales y los maxilares, si los dientes son muy pequeños para los maxilares puede presentar espacios interdentales.

Otro de los motivos es la inserción del frenillo labial superior, el cual se encuentra entre los dos centrales y en ocasiones puede ocupar parte del espacio entre las dos piezas dentales, desplazando de manera opuesta a cada uno provocando diastema muy notorio.

Este hueco formado también aparece en personas que tienen unos incisivos laterales demasiado pequeños. Esto da pie a que los centrales se distancien tratando de cerrar el espacio restante.

Tratamiento del diastema

A veces, un diastema es parte de un conjunto de problemas que requieren un tratamiento de ortodoncia. En otros casos, un diastema es el único problema. Sin embargo, algunas personas pueden buscar tratamiento por razones estéticas.

Cuando el problema del diastema es un frenillo labial demasiado grande la solución pasa por practicar una frenectomía. La frenectomía es una cirugía que implica la extirpación quirúrgica del frenillo labial. Si la frenectomía se realiza en un niño pequeño, el espacio puede cerrarse por sí solo. Cuando se hace en un niño mayor o a un adulto, puede que tenga que ser cerrado con ayuda.

Si la separación es causada por la enfermedad periodontal, es necesario un tratamiento específico para la enfermedad. En cualquier caso, el tratamiento de la enfermedad es la prioridad.

Etiquetado en : Estética dental