En situaciones normales los dientes más afectados son los premolares y caninos, cuando se trata de pacientes con problemas periodontales el dolor puede pasar a los molares e incisivos inferiores. Suele afectar más a mujeres que hombres y se manifiesta con mayor frecuencia en personas entre 20 y 40 años.

De esta actividad diaria depende en gran medida nuestra salud bucodental, por lo que realizarla correctamente es algo fundamental. Para ello, además de distintos tipos de cepillos de dientes, existen varias técnicas para cepillarse los dientes.

Además, es fundamental completar esta acción con la limpieza dental profesional, por lo menos una vez al año, aunque la frecuencia con la que debemos realizar la limpieza bucal profesional nos la dirá nuestro dentista, teniendo en cuenta cada caso en particular.

Qué causa la sensibilidad dental

La causa más común por la que la gente sufre de sensibilidad dental es la enfermedad de las encías o encías retraídas, ambas dejan la superficie de la raíz expuesta. Aún más, actividades como el cepillado de los dientes de forma agresiva o el consumo de alimentos ácidos pueden debilitar el esmalte y causar sensibilidad. El rechinado de los dientes (bruxismo) también desgasta la superficie del diente y el esmalte. El blanqueamiento de los dientes es otra causa común de sensibilidad ya que el producto blanqueador puede afectar la dentina del diente y producir la recesión de las encías.

Para saber que son las encías retraídas, te invitamos a leer este artículo nuestro: ¿Sabes qué son las encías retraídas y cómo tratarlas?

Otras casusas son:

  • Errores en el cepillado diario: determinados hábitos de higiene como cepillarse los dientes con excesiva frecuencia, ejercer demasiada fuerza o el uso de un cepillo cuya dureza exceda la necesitada son factores que pueden acabar desgastando el esmalte del diente y por tanto facilitando la aparición de este trastorno dental.
  • Gingivitis: esta enfermedad se caracteriza por la inflamación de las encías, algo que puede provocar que estas estén más sensibles. Además, la gingivitis aumenta la exposición de la dentina aumentando las posibilidades de sufrir hipersensibilidad dental.

Tratamiento

Si los dientes están notablemente más sensibles, si sientes un dolor afilado o punzante, o si la sensibilidad persiste, no te demores en hacer una cita con el dentista. Al igual que con otra condición de salud bucal, es importante que no esperes consultar a un profesional.

En caso de que la sensibilidad esté causada por un diente quebrado o erosionado, es mejor no demorarse para que el dentista lo limpie y lo selle, en caso contrario arriesgas que se desarrolle una infección. De manera similar, no debes ignorar los síntomas de la enfermedad de las encías o la retracción de estas porque cuando se retraen los dientes se aflojan.

En muchos casos el dentista también puede recetar un enjuague por receta y una pasta dental especial que alivian la sensibilidad. El dentista también puede reajustar o reparar las restauraciones dentales rotas que causan sensibilidad en los dientes.

Etiquetado en : Endodoncia