Es entendible que pueda descuidar su salud dental cuando está combatiendo el cáncer. Sin embargo, es importante trabajar junto a su dentista antes, durante y después del tratamiento contra el cáncer para mantener su salud dental.

Al visitar a tu dentista antes de empezar a tratar el cáncer, él o ella podrán tratar enfermedades en las encías, caries dental u otras infecciones en tu boca. La salud de tu boca es una parte importante de tu salud general. Mantenerla lo mejor posible antes, durante y después del tratamiento del cáncer podría ayudar a menguar algunos de sus efectos secundarios y te permitirá centrarte completamente en tu curación.

Los efectos colaterales frecuentes del tratamiento contra el cáncer como las náuseas y la pérdida de cabello son bien conocidos. Más de un tercio de las personas tratados por cáncer desarrollarán complicaciones que afectarán su boca. Estas complicaciones pueden interferir con el tratamiento y reducir la calidad de vida del paciente.

 Durante el tratamiento oncológico se deben tener presentes las siguientes recomendaciones:

  • No deben realizarse tratamientos orales invasivos como las extracciones dentales. En caso de ser imprescindible, se recomienda que se realice a nivel hospitalario.
  • En caso de pulpitis o absceso (flemón): tratamiento de conductos (endodoncia), tratamiento farmacológico y enjuagues con clorhexidina.
  • Higiene cuidadosa y dieta no cariogénica evitando también los irritantes (alcohol, tabaco, calor, picante, ácido).
  • Minimizar el uso de prótesis removibles para evitar las úlceras por roces y no usar ortodoncia.
  • En caso de hipersensibilidad, utilizar pastas y enjuagues con nitrato potásico.
  • Complementar el cepillado con soluciones antisépticas: clorhexidina sin alcohol y aplicaciones de flúor en la consulta dental.

Algunas terapias contra el cáncer, especialmente contra el cáncer en la región de la cabeza y el cuello, afectarán el funcionamiento de las glándulas salivales y la cantidad y calidad de la saliva. Esto aumenta el riesgo de sufrir caries, ya que la saliva ayuda a protegerte de la caries. Tu dentista o higienista dental podrán recomendarte cómo mantener tu boca húmeda ante la ausencia del flujo normal de saliva, así también como sobre la necesidad de algún tratamiento adicional de flúor; tanto diariamente (en el hogar) con el que se realiza en el consultorio dental.

Otras complicaciones de la quimioterapia y la radiación incluyen:

  • Inflamación y úlceras de las membranas de la mucosa bucal
  • Infecciones fúngicas, bacterianas y virales
  • Percepción del gusto alterada que varía desde insípido hasta desagradable

Después del tratamiento oncológico debes tener presente estas recomendaciones:

  • Revisiones dentales cada 2 ó 3 meses, reforzando la higiene oral y las aplicaciones de flúor al menos hasta seis meses o 1 año.
  • No se deben realizar extracciones dentales, siempre es preferible el tratamiento conservador, al menos en un año, teniendo presente que el riesgo de osteorradionecrosis es por tiempo indefinido.
  • Durante tres meses se recomienda limitar o evitar el uso de prótesis completas y removibles mucosoportadas para evitar úlceras y posibles necrosis óseas, aunque hay autores que sugieren mínimo un año.

 También debes extremar el cuidado de tus dientes y encías durante y luego de la terapia contra el cáncer. Asegúrate de cepillar tus dientes al menos dos veces por día con un cepillo de calidad y pasta dental fluorada; realiza una limpieza interdental al menos una vez al día. Si el cepillado te resulta doloroso, intenta con un cepillo suave o extra suave y una pasta dental con un sabor suave. Si utilizas enjuague bucal, evita los que contienen alcohol ya que la astringencia del alcohol te puede “arder”.

Sigue las instrucciones que te proporcione tu dentista e higienista dental, y no olvides consultarles si tienes alguna pregunta o consulta sobre tu salud oral y el cuidado de tu cáncer. Recuerda, un buen cuidado oral durante la terapia contra el cáncer contribuirá al éxito de esta.

Salud oral

Recuerda que tu primera cita es gratis.

El nombre debe tener solo letras y espacios y contar entre 5 y 30 caracteres
El número de teléfono celular debe tener 10 dígitos y si es fijo debe tener 7 dígitos
Correo electrónico válido, no obligatorio
Etiquetas