Actividades y juegos sobre salud bucodental para niños

La higiene dental es muy importante para mantener saludable la boca de los niños. Desde el momento del nacimiento del bebé es fundamental prestar atención a los cuidados básicos de las piezas dentarias.

Es muy importante que los niños aprendan pronto a cepillarse los dientes y a cuidar su higiene bucodental, porque este simple gesto les permitirá mantener una sonrisa sana y bonita durante más tiempo.

Algunas veces, los más pequeños no quieren lavarse los dientes, o cuando lo hacen se distraen con otras actividades y no lo hacen correctamente. La mejor manera de enseñarles a usar el cepillo de dientes es inspirarles con algo divertido y necesario. Lo ideal es que los papás se cepillen con sus niños y les ayuden a cepillarse los dientes hasta que los pequeños tengan autonomía propia para hacerlo de forma correcta.

Hacer que los niños se laven los dientes no siempre es fácil, pero divertirse sí lo es. Los juegos infantiles para lavarse los dientes pueden ayudar a los padres a evitar las batallas por el cepillado dental antes de dormir y después de levantarse. Enseñarles actividades relacionadas con los dientes también puede formar buenos hábitos bucales en niños pequeños y ayudar a niños más grandes a entender por qué es importante cuidar los dientes.

Música durante el cepillado

Los niños pequeños no suelen poner atención por mucho tiempo, pero lavarse bien los dientes solo debería tomar dos o tres minutos. Esta es la cantidad perfecta de tiempo para poner su canción favorita. Cuando saben que podrán escuchar una canción divertida mientras se lavan los dientes, los niños estarán más dispuestos a hacerlo.

Empieza una rutina y mantenla

Puedes tener la tentación de dejar que tu hijo se salte el cepillado tras un día largo o fuera de su horario normal (como las vacaciones), pero sigue con el esfuerzo. Cuanto más automático se vuelva el cepillado, más fácil será para tu hijo cepillarse 2 minutos 2 veces día.

Premios

Qué motiva a tu hijo? Si son los stickers, haz una tabla de recompensas y deja que añada uno cada vez que se cepilla. Si le gusta leer, déjale elegir el cuento para dormir. Quizá es tan simple como pedirle que te deje ver esa sonrisa sana y decir “estoy tan orgullosa de ti” y seguidamente chocar esos cinco.

El cepillado es un asunto familiar

Tus hijos aprenden de ti, así que dales buen ejemplo. La familia que se cepilla junta tiene todavía más razones para sonreír.

Experimentos con huevos

Los juegos infantiles para lavarse los dientes pueden incluir experimentos simples que les ayudan a aprender cómo algunos alimentos afectan los dientes. Las cáscaras de huevo, de acuerdo con la Fundación Británica de Salud Dental, están llenas de calcio, que también se encuentra en los dientes, y reaccionan ante los ácidos de la comida y al fluoruro de una forma parecida.

Cocine un par de huevos duros colocándolos en agua hirviendo durante 10 minutos, y déjelos enfriar antes de ponerlos en diferentes líquidos para observar cómo se deterioran.

Sumerja un huevo en refresco y un huevo en agua durante 8 a 13 horas. Enjuague ambos huevos con agua limpia y presione las cáscaras con la punta de los dedos. El huevo expuesto al refresco se sentirá suave.

Pruebe el mismo experimento con diferentes líquidos, como la leche, el vinagre y el jugo de naranja, y compare los resultados.

Pinte un huevo con gruesas franjas de crema dental y déjelo reposar cuatro días. Después, enjuague la crema dental y sumerja el huevo en refresco por una noche. Las áreas cubiertas con crema dental se sentirán más duras que las áreas desprotegidas.

En la Internet también podrán encontrar divertidos videos, aplicaciones, juegos de mesa y muchas másideas para ayudar a que tus hijos se motiven con el cepillado y tomen esta sana costumbre que te agradecerántoda la vida.