Una vez el niño empieza con el recambio dentario, los dientes de leche empiezan a ser sustituidos por las piezas definitivas. Por lo general, la etapa de dentición mixta se extiende entre los 6 y los 12 años. En la misma, las piezas temporales convivirán con las definitivas.

La dentición mixta es el proceso mediante el cual el niño o niña experimenta la transición de la dentición temporal a la permanente, es un período comprendido entre los 6 a 12 años.

En esta etapa los padres deben estar alerta a los cambios por los cuales están pasando sus hijos, deben ser conscientes de cuales dientes son permanentes y evitar el avance de la caries en los mismos, ya que son piezas fundamentales para la vida futura de cada niño o niña.

A continuación, vamos a mencionar cronológicamente las edades en las que pueden ir saliendo las piezas permanentes:

•          Primeros molares: 6 años superiores e inferiores.

•          Incisivos centrales: 6-7 años los inferiores, 7-8 los superiores.

•          Incisivos laterales: 7-8 años los inferiores, 8-9 los superiores.

•          Caninos: 9-11 años los inferiores, 11-12 los superiores.

•          Primeros y segundos premolares: 10-12 años superiores e inferiores.

•          Segundos molares: 11-12 años.

Es muy importante que tengamos presente que los molares temporales deben permanecer sanos, su importancia radica en que son los ellos los encargados de mantener los espacios y servir de guía para los dientes definitivos. En casos que exista una perdida prematura de estos molares temporales, debemos colocar aparato llamados mantenedores de espacios que garantizarían el espacio suficiente para el nuevo diente permanente.

Es de suma importancia acudir a tu odontólogo al detectar cualquier variación notable en el tiempo de erupción de los dientes, así como asimetría en el crecimiento dental.