La lengua es un órgano fundamental gracias a la cual podemos hablar, masticar, sentir sabores y hasta besar. Por esto es tan importante su cuidado y no permitir que sea afectada o lesionada.

La glositis se trata de una afección que se caracteriza por provocar que la lengua del paciente se hinche y cambie de color, a menudo haciendo que su superficie se vuelva aparentemente lisa. Cuando se presenta este padecimiento, tus papilas gustativas pueden llegar a desaparecer. Aunque en la mayoría de los casos la glositis no es grave, suele ser muy molesta e incómoda ya que puede ocasionar que nuestra habla se vea afectada.

Causas de la glositis

Con frecuencia, la glositis se presenta como un síntoma o un efecto secundario de otras patologías o problemas de salud como, por ejemplo:

  • Reacción alérgica a algunas sustancias o materiales como: dentífrico o pasta dental, colutorio o enjuague bucal, colorantes alimenticios, plástico de las prótesis dentales, plástico utilizado en los cubiertos y algunos medicamentos.
  • Boca reseca como consecuencia del Síndrome de Sjögren (El síndrome de Sjögren es una enfermedad autoinmune. Esto significa que el sistema inmunitario ataca partes de su propio cuerpo por error. En el síndrome de Sjögren, éste ataca las glándulas que producen las lágrimas y la saliva. Esto provoca boca seca y ojos secos).
  • Infecciones virales o bacterianas.
  • Lesiones provocadas por, entre otras causas, quemaduras, bordes ásperos de los dientes o aparatos dentales.
  • Anemia ferropénica, es decir, por bajos niveles de hierro.
  • Deficiencia de ciertas vitaminas del complejo B, como la vitamina B12.
  • Enfermedades cutáneas como el liquen plano oral, el eritema multiforme, las úlceras aftosas, el pénfigo vulgar o la sífilis.
  • Tabaco, alcohol, alimentos demasiado calientes o condimentos u otros irritantes.
  • Infección por cándida o candidiasis en la boca.

Sin embargo, en algunos casos la glositis simplemente pueda ser hereditaria y no deberse a ninguna de las causas anteriores.

Tipos de glositis

Existen diversos tipos de este padecimiento:

Tipos de glositis

  • Atrófica: en este tipo, las papilas gustativas se van perdiendo con el paso del tiempo, el color y la textura de la lengua cambian notoriamente y suele tomar un color rojo oscuro.
  • De Hunter o idiopática: los músculos de la lengua son los principales afectados con este tipo de enfermedad. Puede causar la pérdida de un 50% de tus papilas gustativas.
  • Crónica: puede deberse al desarrollo de alguna otra enfermedad. La inflamación de la lengua se presenta de manera frecuente.
  • Aguda: se desarrolla en su mayoría, debido a reacciones alérgicas. Se trata de una inflamación repentina en la lengua.
  • Migratoria: también conocida como lengua geográfica, se representa como manchas blanquecinas que simulan la apariencia de un mapa. La causa principal es que las papilas pierden su color natural, se hinchan y en ocasiones llegan a formar surcos en la lengua.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir la inflamación y el dolor. La mayoría de las personas no requieren hospitalización, a menos que la lengua esté muy inflamada. El tratamiento puede incluir:

  • Buena higiene oral. Cepíllate bien los dientes por lo menos dos veces diarias y usa la seda dental una vez al día como mínimo.
  • Antibióticos u otros medicamentos para tratar la infección.
  • Los cambios en la alimentación y los suplementos se usan para tratar los problemas nutricionales.
  • Evita irritantes (como el alcohol, los alimentos calientes o picantes y el tabaco) para reducir cualquier molestia.

La glositis como otras afectaciones en la salud bucal puede afectar la realización de un tratamiento dental, por lo tanto, es indispensable que la trates antes de hacerte algún procedimiento.

Etiquetado en :