Arranca un nuevo año lleno de propósitos por cumplir y retos por superar, pero es importante enfrentarlo con una sonrisa y buena actitud. Por eso vamos a explicar en qué consiste uno de los procedimientos que más fuerza han cobrado en los últimos años: el diseño de sonrisa.

Un tratamiento completo

La sonrisa de cada persona es como sus huellas dactilares: cada una es única. Puede variar dependiendo de la forma y el tamaño de los dientes y la mandíbula, así como los labios y la forma del rostro.

Por esto, un diseño de sonrisa comienza con un estudio que facilita la comprensión de estas características. Teniéndolas en cuenta, se puede entender cómo es la sonrisa ideal que se está buscando.

Un punto clave: el estado de los dientes

Antes de comenzar el tratamiento del diseño de sonrisa, es importante hacer una revisión para comprender y, si es necesario, arreglar el estado de los dientes. Es decir, revisar si hay presencia de caries, piezas quebradas, manchas o cualquier otro inconveniente que debe ser solucionado antes de profundizar en el proceso.

Diseño de sonrisa, tratamiento multidisciplinario

Dependiendo de lo que estés buscando y lo que se encuentre en la etapa de estudio, vamos a saber con cuáles profesionales debes tener una cita. Es que un diseño de sonrisa efectivo no lo suele hacer una sola persona, en cambio, lo hacen diferentes especialistas dependiendo de qué tan invasivo es el proceso.

Invasivo o complejo: ¿cuál es la mejor opción?

Esto depende de lo que vamos a querer cambiar. Vale la pena aclarar que no todos los procesos de diseño de sonrisa son iguales, así que, si te interesa el tratamiento, no quiere decir que vas a tener que pasar por un procedimiento complejo.

  • Diseño de sonrisa no invasivo:

    se tratan de los procesos más sencillos. Estos incluyen el blanqueamiento, uso de resinas para pequeñas reconstrucciones, limpieza profunda y la posibilidad de pulir los bordes de los dientes.

  • Diseño de sonrisa complejo:

    : acá hablamos de tratamientos que requieren procesos más largos o prácticas más invasivas, como el recorte de encías, ortodoncia (uso de brackets o aparatos), implantes o prótesis. En estos casos se hacen los estudios más profundos, para determinar si son necesarios varios tratamientos.

Consejos para cuidar un diseño de sonrisa

Más allá del procedimiento que se determine, siempre es fundamental tener buenos hábitos de higiene oral para mantener los dientes en el mejor estado. Si no lo haces, tu proceso puede llegar a perderse. Por eso, queremos darte algunas recomendaciones.

  • Usa seda dental todos los días, esto ayuda a limpiar aquellas partes de los dientes que un cepillo no alcanza.
  • Cepíllate los dientes a diario y tres veces al día
  • Ten cuidado al comer alimentos muy duros, ya que pueden desportillar un diente.
  • Reduce el consumo de bebidas negras, estas tienden a manchar los dientes.
  • Visita a tu dentista periódicamente para mantener un control de tu salud oral.

¡Sonríe!

Un diseño de sonrisa efectivo y exitoso como el que ofrecemos termina con los dientes más blancos y alineados, con una mordida correcta. Un resultado efectivo a nivel estético te ayuda a sentirte mejor y con más seguridad.

También te puede interesar leer:

Mitos y verdades del diseño de sonrisa.

Diseño de sonrisa desde $97.100 mensuales sin cuota.

Estética dental

Recuerda que tu primera cita es gratis.

El nombre debe tener solo letras y espacios y contar entre 5 y 30 caracteres
El número de teléfono celular debe tener 10 dígitos y si es fijo debe tener 7 dígitos
Correo electrónico válido, no obligatorio
Etiquetas