Caries

La caries dental es la afección bucal de mayor incidencia y prevalencia en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, entre el 60% y 90% de los escolares, y casi el 100% de los adultos tienen caries dental. Se trata, pues, de una de las afecciones dentales más habituales, pero también, más fáciles de identificar y tratar.

1

Caries dental

La caries dental es la afección bucal de mayor incidencia y prevalencia en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, entre el 60% y 90% de los escolares, y casi el 100% de los adultos tienen caries dental. Se trata, pues, de una de las afecciones dentales más habituales, pero también, más fáciles de identificar y tratar.

2

¿Qué es la caries dental?

La caries dental es la destrucción del esmalte (tejido más duro del diente) y dentina. Puede ser un problema para niños, adolescentes y adultos. La placa, una película pegajosa de bacterias, se forma constantemente en los dientes.

La caries presenta algunos síntomas que van desde molestias leves o sensibilidad, hasta dolor dental en estadios avanzados, cuando afecta a los nervios de los dientes. Si no se trata, la caries puede ocasionar otras afecciones mayores como el absceso dental, e incluso, la pérdida del diente.

3

Causas de las caries dentales

La caries se forma cuando los alimentos que contienen carbohidratos quedan atrapados entre los dientes y no son eliminados totalmente con el cepillado y el hilo dental. La placa bacteriana que se forma produce ácidos que atacan el esmalte y originan pequeños agujeros en los dientes llamados caries que, de no ser tratados, pueden ir a más y con el tiempo y destruir completamente el diente.

Otros factores que causan las caries son:

  • Morfología de los dientes.

    La probabilidad de sufrir caries depende de la forma de los dientes y de la composición o textura del esmalte de estos.

  • Saliva

    La disminución de la saliva o el cambio en la composición de la saliva, favorecen la aparición de caries puesto que ésta es fundamental en la higiene bucodental, permitiendo que la boca se mantenga limpia y sana.

  • Dieta

    Ingerir alimentos con alto contenido en azúcares y almidones (o hidratos de carbono, en general), fomenta la aparición de la caries.

  • Higiene bucodental

    La falta de cepillado dental o el uso de cremas dentales inadecuadas, también favorece la aparición de la caries. Por tanto, hay que cuidar la higiene oral día a día y es recomendable usar hilo dental para eliminar cualquier resto de alimentos que pueda quedar entre los dientes y enjuagues bucales. Mantener una buena limpieza dental ayuda a prevenir las caries

  • Genética

    La predisposición genética es, asimismo, un factor determinante a la hora de sufrir esta afección.

4

¿Cómo detectar la caries?

La forma más segura de saber si tienes caries es acudir a la clínica dental. En ella, el profesional puede utilizar diferentes métodos para detectar las lesiones cariosas:

  • Inspección visual
  • Inspección táctil
  • Transiluminación
  • Radiografías
  • Resistencia eléctrica
  • Fluorescencia láser
  • Reflexión lumínica

Generalmente, se detectan mediante la inspección visual, pero para en determinados casos y dependiendo del tipo de superficie y caries, se puede complementar con algún otro método de detección.

5

Tratamiento de la caries dental

El tratamiento de caries varía en función de la gravedad y de la situación particular de cada paciente. En general, los tratamientos más habituales son:

Flúor.

Cuando la caries está en su estadio más incipiente, el tratamiento con flúor ayuda a restaurar el esmalte del diente y, a veces, a resolver el problema.

Empastes.

Se trata del tratamiento más habitual. Hay varias opciones en cuanto a los materiales utilizados que el profesional elegirá en función de cada caso concreto.

Endodoncia.

La endodoncia o tratamiento de conductos, es un procedimiento por el cual se extirpa la pulpa dental, se rellena y sella la cavidad pulpar. Permite conservar la pieza dental, el hueso, la encía que le rodea y su funcionalidad.

Extracción de piezas

Cuando la caries es tan grave que no puede restaurarse, es necesario extraer la pieza.

Recuerda que mantener una buena salud bucal nos mantendrá alejados de caries y demás enfermedades, además visita a tu odontólogo mínimo cada 6 meses.