Alguna vez te has mirado en el espejo y te preguntaste cómo tus dientes se pusieron tan amarillos? Muchos de nosotros lo hemos hecho.

Los dientes se tornan amarillos gradualmente por lo que es fácil que ni lo notes. Por suerte, si tus dientes están amarillentos no es signo de una condición de salud oral grave.

Muchas de las ideas que tienen las personas sobre el color de los dientes —si son blancos o amarillos— están basadas en hechos inexactos. Si crees en algunas de esas cosas, o te has hecho la pregunta de por qué los dientes son amarillos, es mejor que te tomes un tiempo y vuelvas a pensarlo.

Existen algunos mitos que son falsos sobre los dientes amarillos como los siguientes:

  • Algunas personas terminan con los dientes amarillos después de un tratamiento ortodóntico, pero no son necesariamente los brackets por sí mismos los que causan las manchas. Las bacterias pueden depositarse con gran facilidad alrededor del aparato. Por esta razón es importante tener cuidados extras con el uso del cepillo dental y la seda durante este tiempo. Si mantienes una buena rutina de higiene bucal, el tratamiento de ortodoncia no necesariamente tiene porque terminar en un oscurecimiento de los dientes.
  • Los dientes amarillos o blanquecinos no son sanos, este es falso. Aunque los depósitos de placa, cálculos y manchas muy fuertes no son saludables, es posible que los dientes perfectamente limpios con manchas amarillas estén totalmente sanos. Los procedimientos para blanqueamiento dental a menudo compiten por penetrar la capa externa del esmalte. Si los usas numerosas veces en poco tiempo o en concentraciones demasiado altas podrían debilitarlo. Por lo tanto, en muchos casos, los dientes amarillos pueden ser más fuertes que los blancos brillantes. Eso sí, siempre que se mantengan limpios.
  • También es falso que los dientes son siempre de color blanco brillante. Muy pocas personas tienen la suerte de tener unos dientes blancos nacarados. La mayoría tenemos los dientes por lo menos unos dos tonos más oscuros. De hecho, los dientes de un color muy blanco pueden parecer poco naturales. Debes tener en cuenta que los dientes naturales, por lo general, están en una escala de colores entre el gris y el amarillo.

Causas que pueden ocasionar dientes amarillos

Hábitos alimenticios. Es quizá el factor más conocido y seguro que has oído hablar en muchas ocasiones de que el café o el tabaco contribuyen a amarillear los dientes. Se trata de una afirmación correcta, aplicable no sólo de estos dos productos sino a otros menos nombrados como el té y los refrescos de cola o el vino tinto. E incluso frutas como las granadas o los arándanos pueden generar manchas en los dientes por su alta dosis de pigmentación.

Higiene bucodental. Es una causa obvia, pero consideramos necesario recordarla e incidir en ella. Sin duda, no llevar una higiene bucodental estricta, diaria y constante, puede convertirse en el origen de una dentadura con manchas y unos dientes amarillos. Y no sólo hablamos de algo estético, la falta de limpieza puede generar problemas bucodentales graves y dolorosos.

Medicación. La ingesta de determinados medicamentos puede tener cierta repercusión en la coloración de los dientes. Algunos antibióticos como la doxiciclina producen decoloración dental cuando se consumen durante la infancia (hasta los 7 u 8 años aproximadamente). En edad adulta, los medicamentos que más impacto tienen a la hora de amarillear la dentadura son los antidepresivos o los antihistamínicos como el benadryl® (difenhidramina).

Hoy en día hay soluciones avanzadas que pueden volver a hacer brillar nuestros dientes. Una de ellas puede ser el blanqueamiento dental realizado en Dentix de la cual hablamos en el siguiente artículo.

Etiquetado en : Estética dental