A la mayoría de nosotros no gustaría tener una sonrisa perfecta con dientes blancos y relucientes, pues en los últimos años tener los dientes blancos se ha convertido en una necesidad estética, ya que culturalmente se ha arraigado la idea de que quien luce unos dientes blancos es más atractivo y tiene una correcta higiene oral.

Contrario a lo que muchos piensan, no todas las personas tienen el mismo tono en los dientes y el color amarillo que algunas personas tienen no es necesariamente un signo de mala salud bucal.

¿A QUÉ SE DEBE EL COLOR DE LOS DIENTES?

Antes de hablar de la apariencia de nuestros dientes, empecemos conociendo cuál es su composición. Los dientes están formados por tres capas, la primera y la más visible a la vista es el esmalte que es la capa traslúcida mineral de gran pureza y dureza que protege el diente, le sigue una capa intermedia que es la dentina que es la responsable del color del diente y por último está la capa más interna que es la pulpa.

La dentina que es la que les da el color a las piezas dentales y está protegida por la capa del esmalte, por eso quienes tienen dientes con una capa de esmalte más grueso, tienen dientes menos amarillos ya que factores externos no pueden penetrar fácilmente la dentina a través del esmalte. Es importante cuidar el esmalte de nuestros dientes, no solo para proteger la dentina, sino también algunos casos donde el esmalte se ha erosionado y dejan a los dientes débiles y propensos a astillarse en el futuro.

FACTORES QUE CAMBIAN EL COLOR DE LOS DIENTES

A pesar de llevar estilos de vida saludable hay otros factores que están fuera de nuestro alcance y que pueden afectar la apariencia de nuestros dientes. A continuación, te contamos cuáles son las razones más comunes por las que se pueden producir cambios en el color de las piezas dentales.

  • GENÉTICO:Así muchos no lo crean el color de los dientes es una condición que se hereda de padres a hijos, desde alteraciones endocrinas de hormonas tiroideas o enfermedades congénitas como la dentinogénesis o la amelogénesis, alteraciones que provocan desde que nacemos imperfecciones en el esmalte o la dentina provocando la coloración amarilla o manchas en los dientes.
  • LA EDAD: Así muchos no lo crean el color de los dientes es una condición que se hereda de padres a hijos, desde alteraciones endocrinas de hormonas tiroideas o enfermedades congénitas como la dentinogénesis o la amelogénesis, alteraciones que provocan desde que nacemos imperfecciones en el esmalte o la dentina provocando la coloración amarilla o manchas en los dientes.
  • ALIMENTACIÓN: Algunos alimentos y bebidas como el café, el té negro, el vino tinto o las bebidas gaseosas negras, tienen pigmentos que pueden filtrarse entre los poros produciendo el oscurecimiento de los dientes. Las elecciones que tomamos de estilo de vida también pueden influir en el color de los dientes como, por ejemplo, fumar ya que el alquitrán y la nicotina del tabaco son compuestos que contribuyen a la decoloración de las piezas dentales.

CÓMO EVITAR QUE MIS DIENTES CAMBIEN DE COLOR?

Cómo mencionamos anteriormente hay factores que se salen de nuestras manos como evitar envejecer, pero hay aspectos que si podemos controlar. Por eso es fundamental cómo cuidamos nuestra dentadura y sobre todo cómo la limpiamos, si cambiamos hábitos de higiene, de alimentación evitando consumir alimentos y bebidas nocivas para las piezas dentales, sin lugar a duda estaremos previniendo y retrasando cualquier cambio de color en nuestros dientes.

También te interesará leer:

Manchas blancas en los dientes: ¿Por qué aparecen y cómo tratarlas?

Tu salud bucal también está en la nevera

Recuerda que tu primera cita es gratis.

El nombre debe tener solo letras y espacios y contar entre 5 y 30 caracteres
El número de teléfono celular debe tener 10 dígitos y si es fijo debe tener 7 dígitos
Correo electrónico válido, no obligatorio
Etiquetas