Tener los dientes amarillos no responde a una sola pregunta sino a varios factores que pueden causarlos, siendo nosotros uno de ellos, pero también existen otros que no podemos controlar. A continuación, repasaremos los más frecuentes.

Las que podemos controlar

  • Nuestros hábitos alimenticios: son quizás el factor más conocido y seguro que has oído hablar en muchas ocasiones de que el café o el tabaco contribuyen a manchar los dientes y esto es verdad, pero no son solo estos productos los que pueden causar que nuestros dientes se manchen, existen otros menos nombrados como el té y los refrescos de cola o el vino tinto. Incluso frutas como las granadas o los arándanos pueden llegar a manchar nuestros dientes por su alta dosis de pigmentación. 
  • La higiene bucodental: es una causa común, pero es bueno recordarla siempre. El no llevar una higiene bucodental diaria y constante puede originar manchas en nuestra dentadura y unos dientes amarillos. Una mala higiene dental no solo causa manchas sino también otras enfermedades bucodentales. 
  • Medicación: el uso de determinados medicamentos puede tener consecuencias secundarias en la coloración de los dientes.  Algunos antibióticos como la doxiciclina producen decoloración dental cuando se consumen durante la infancia (hasta los 7 u 8 años aproximadamente). En los adultos, los medicamentos que más impacto tienen a la hora de generar machas en los dientes son los antidepresivos o los antihistamínicos como el benadryl® (difenhidramina) 

Algunas causas que no podemos controlar

  • Genética: la herencia genética juega un papel fundamental en muchos aspectos, entre ellos, también el de nuestros dientes. Nuestros padres pueden marcar las características del esmalte de nuestros dientes y estas pueden ser determinantes para la coloración de las piezas dentales. Cuanto más fina es la capa que conforma el esmalte, más amarillos serán nuestros dientes. Curiosamente, es un caso que afecta habitualmente a los pelirrojos. La herencia puede dar lugar también a casos como el de la dentinogénesis imperfecta, un proceso de formación defectuosa de la estructura de la dentina que da lugar a un desarrollo anómalo de los dientes, que se presentan con manchas amarillas. 
  • La edad: el paso del tiempo es inevitable y sus efectos se van dejando notar a medida que vamos sumando años. La edad va provocando un desgaste paulatino en la dentición, así como un progresivo proceso de desmineralización dental, procesos que van derivando poco a poco en una pérdida del blanco original de los dientes. 

Ahora que conocemos las causas que nos llevan a tener dientes amarillos, ¿qué hacemos? ¿Hay solución? Por supuesto. Hoy en día hay soluciones avanzadas que pueden volver a hacer brillar nuestros dientes. Una de ellas puede dEMNTser el blanqueamiento dental. 

El blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico, no solo un procedimiento estético. Para conocer más sobre los blanqueamientos dentales, te invitamos a ingresar a nuestro post En qué consiste un blanqueamiento dental

Independiente del tratamiento que realicemos, este debe hacerse en una clínica odontológica y ser supervisado por un odontólogo.

Etiquetado en : Estética dental