A continuación, les explicaremos en qué consisten y formas de prevenirlas. 

Las caries dentales

Las caries dentales son zonas en los dientes dañadas de forma permanente en la superficie causando pequeñas aberturas u orificios en los dientes, estas se producen por la combinación de factores como bacterias en la boca, consumo de bebidas azucaradas y una deficiente limpieza dental.

Aparecen con especial frecuencia en los niños, adolescentes y adultos mayores. Sin embargo, todas las personas que tienen dientes pueden tener caries, incluso los bebés y su tratamiento requiere visita al odontólogo.

Consecuencias de no tratarlas

Dentro de las consecuencias de las caries más comunes se encuentran el dolor o molestias en los dientes, mal aliento o mal sabor, aumento de la sensibilidad en los dientes, cambio en el color de los dientes, aberturas u orificios, abscesos dentales e infecciones, y hasta la ruptura de los mismos. 

Los síntomas de las caries varían, según el tamaño y la ubicación. Cuando se comienza a formar una caries, es posible que no tengas ningún síntoma. A medida que la caries aumenta de tamaño, esta puede provocar signos y síntomas como:

  1. Dolor de muelas, dolor repentino o dolor que se produce sin causa aparente.
  2. Sensibilidad en los dientes.
  3. Dolor leve a agudo cuando comes o bebes algo dulce, caliente o frío.
  4. Agujeros u hoyos visibles en los dientes.
  5. Manchado marrón, negro o blanco en cualquier superficie de un diente.
  6. Dolor cuando muerdes.

Las caries si no se tratan a tiempo pueden extenderse y afectar capas más internas de los dientes provocando dolor de muela intenso, infecciones y pérdida de los mismos. Las mejores medidas de protección contra las caries dentales son las consultas regulares al odontólogo, los buenos hábitos de cepillado y uso del hilo dental.

Prevención:

El mantenimiento de un adecuado nivel de higiene oral diario es primordial para la prevención y control de las enfermedades causadas por las caries dentales. Para prevenir las caries y mantener una salud bucal de los dientes es importante realizar un abordaje de la caries de forma múltiple, puesto que ésta tiene una causa multifactorial.

El correcto cepillado, uso de seda dental y enjuague bucal hacen parte de las formas de prevención. 

La prevención de la caries viene determinada por el uso de flúor. El flúor es un mineral que contribuye a aumentar la dureza de los dientes, se incorpora al esmalte dental y transforma la hidroxiapatita del esmalte en fluorapatita más resistente a la acción de los ácidos. También tiene acción remineralizante sobre primeras lesiones cariosas que hayan aparecido sobre el esmalte, puesto que reacciona con el calcio y forma fosfato cálcico con efecto protector. 

La crema dental es el producto de autoaplicación de flúor más generalizado. Las cemas dentales contienen diversos tipos de ingredientes con efectos terapéuticos y la sustancia más habitual es el flúor.

El odontólogo te puede aconsejar para prevenir y ayudar en caso de que se estén presentando indicios de caries, con esto llevar una higiene saludable. 

Etiquetado en :