Estudios recientes también indican que existe un círculo vicioso entre la diabetes y las enfermedades avanzadas en las encías. Las personas con diabetes no solo son más susceptibles a tener enfermedades avanzadas en las encías, sino que estas pueden afectar el control de la glucosa en la sangre y contribuir al avance de la diabetes. Los estudios indican que las personas con diabetes corren un mayor riesgo de problemas de salud bucal como gingivitis (enfermedad de las encías en su etapa inicial) y periodontitis (enfermedad avanzada de las encías). Las personas con diabetes corren un mayor riesgo de periodontitis porque generalmente son más susceptibles a infecciones bacterianas y tienen menor capacidad de combatir las bacterias que invaden las encías.

Por ejemplo, la caries normalmente está originada por una infección bacteriana causada por estreptococos, algo que podría ser consecuencia directa de la hiperglucemia ya que este tipo de bacterias tienen más posibilidades de sobrevivir y dañar el esmalte cuando el nivel de glucosa alrededor de las encías es alto.

Por otro lado, tenemos a la xerostomía, también conocida como síndrome de la boca seca, que surge cuando la producción de saliva es muy baja. En este caso no se trata de una consecuencia directa de la enfermedad, sino del posible efecto secundario de algunos medicamentos.  Además, la boca seca implica también la disminución de la actividad antimicrobiana de la saliva, favoreciendo la proliferación de hongos que pueden acabar provocando infecciones.

La gingivitis, por su parte, es una forma de inflamación de las encías que tiene su origen en la acumulación de placa dental, algo que sucede con más frecuencia en las personas con diabetes. El control de los niveles de azúcar de las personas con diabetes es determinante para la aparición o agravamiento de este trastorno bucodental, ya que un control glucémico inadecuado deriva con más facilidad en problemas de gingivitis. Lo mismo ocurre con la periodontitis, que en un estadio avanzado puede derivar en pérdida de piezas dentales.

Algunos consejos para tener en cuenta

Cuando se habla de pulpitis, existen tres tipos: la pulpitis reversible, la irreversible y la hiperplásica.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos para cuidar de tu salud bucodental si eres diabético:

  • Visita con frecuencia a tu odontólogo y coméntale que sufres diabetes.
  • Ten en cuenta tus niveles de glucosa y que ésta influye a la hora de controlar caries e infecciones.
  • Lleva a cabo limpiezas de manera periódica, el estado de las encías es fundamental.
  • Utiliza una pasta de dientes que lleve flúor.
  • Usa un cepillo suave para la higiene diaria.
  • Toma muchos líquidos para evitar la sequedad de la boca que pueden provocarte algunas medicaciones.
Etiquetado en :

Recuerda que tu primera cita es gratis.

El nombre debe tener solo letras y espacios y contar entre 5 y 30 caracteres
El número de teléfono celular debe tener 10 dígitos y si es fijo debe tener 7 dígitos
Correo electrónico válido, no obligatorio